El blog de MATEÍNA

El blog de Mateína



lunes, 29 de noviembre de 2010

Las energías masculina y femenina



…La danza de lo masculino y de lo femenino lleva hacia delante el espectáculo fluctuante de la creación. Éste es un espectáculo de gran belleza, en el cual las energías masculina y femenina se adoran mutuamente, y celebran su cooperación y juguetona unión. Y así es como debería ser. Las energías masculina y femenina deben estar juntas, son dos aspectos del Uno y juntas celebran la alegre manifestación que la Creación se supone que debe ser.

Ahora mismo, estamos en la última fase de la historia de conflicto en la cual la energía masculina ha jugado la parte de victimario por muchos siglos. La energía masculina por mucho tiempo ha estado jugando la parte en la cual oprime, mutila y destruye a la energía femenina. Ha abusado de su poder de tal modo, que la energía femenina ha sido debilitada y ya no comprende la integridad de su Ser.

Lo masculino y lo femenino dependen uno del otro. Cuando ellos luchan entre sí, las consecuencias son catastróficas. Pero los tiempos están cambiando. Desde los siglos XIX y XX la energía femenina está recuperando su fuerza y elevándose sobre el rol de víctima. Esta resurrección viene desde el interior profundo de la energía femenina. Finalmente ella ha alcanzado el límite exterior de su abnegación. En este punto, ella se ha mirado a sí misma a la cara y ha declarado: hasta aquí ha llegado.

Dicho sea de paso: esto es lo que siempre sucede en la dinámica entre la víctima y el victimario. El cambio comienza cuando la víctima se rehúsa a seguir aceptándolo. El victimario bien podría colgarse de su rol por un largo rato, porque él no tiene ninguna razón para parar. La revolución comienza cuando la víctima se rehúsa a seguir aceptando y finalmente recupera su poder. En todas las situaciones de represión, por ejemplo una mujer en su familia o en la sociedad, el momento real del cambio ocurre cuando la mujer o la energía femenina dentro de una persona- decide por ella misma: yo ya no voy a aceptar esto por más tiempo. Aquí es cuando el cambio realmente comienza a ocurrir. Las medidas externas son inútiles hasta que este momento se presenta por sí mismo.

La energía femenina ha resucitado y su estrella se está elevando. En realidad, el asunto más urgente en este tiempo y época ¡¡es la transformación de la energía masculina!! Ahora es el momento para una nueva definición de la energía masculina.

La energía femenina, en el siglo pasado (XX), e incluso antes, ha recobrado poder y fuerza. Ha comenzado a florecer de un modo nuevo y más equilibrado. A pesar de la desigualdad de los sexos, que aún está presente, el alza de la energía femenina es irrefrenable.

Sin embargo, la energía femenina no puede ganar fuerza y vitalidad total sin la cooperación de la energía masculina. Esto resulta ser así tanto a nivel colectivo como individual.

La energía femenina no puede realizar su avance final sin el apoyo de y la conexión con la energía masculina. Esto es debido a la naturaleza esencial de las energías masculinas y femeninas: el hecho de que ellas están interconectadas y solo en cooperación pueden realizar sus potenciales más brillantes. ¡Es por esto que ahora es indispensable que la energía masculina se vuelva a moldear y se aventure a lo nuevo !!!..

© Pamela Kribbe , traducción de Sandra Gusella. 12 de diciembre de 2004 en Tilburg, Holanda
Visto en el blog de Julia Ardón



El mundo lleva sufriendo durante los últimos miles de años un gran desequilibrio. Lo que debería ser una danza, se ha convertido en la dolorosa tiranización de uno de sus aspectos, el aspecto yang, lo masculino. En la historia de la evolución de la conciencia humana, lo masculino, unido al hemisferio izquierdo, a los valores activos, racionales, analíticos, a la voluntad, a la fuerza y a la acción en la materia, cayó en la ilusión de su superioridad, frente a ese otro lado, el yin, caracterizado por los valores receptivos, intuitivos, de sensibilidad, de sentimiento, de unión con las cosas, de conocimiento directo que no pasa por el proceso racional. Valores ligados al hemisferio cerebral derecho y a la energía del corazón. Valores no comprendidos, denostados y percibidos con temor por el mundo masculino y que han sido considerados tradicionalmente como síntoma de debilidad, además de haber llevado a la hoguera a multitud de mujeres en la historia.

Seguimos viviendo en una civilización esencialmente masculina. Durante miles de años lo masculino ha machacado a lo femenino y ahora le vende su propia liberación: "hazte como yo"; libérate abrazando los patrones masculinos de competitividad, hazte agresiva, hazte soldado, practica una sexualidad separada del corazón, métete en la rueda de la competitividad y el "éxito", considera tu menstruación como algo molesto, un impedimento (para seguir en la rueda del mundo masculino), toma la píldora (u otros inventos masculinos), aún a costa de destruir tu ciclo y separarte de la energía de tu vientre y un largo etcétera... Lo que se ha llamado la "igualdad de la mujer" no es más que sólo eso: en un mundo dominado por la energía masculina, "no te preocupes, por fin puedes ser como nosotros". Con eso se cierra el círculo y se asegura que el mundo no cambie, que el ser humano siga esclavizado, sin poder acceder a la totalidad de su conciencia.

Aún así, las cosas ya han comenzando lentamente a cambiar. El final de esa era yang está llegando a su fin y lo femenino tiene que tomar su poder, equilibrando el mundo. La sanación de la Tierra depende de eso. En eso la humanidad se juega ni más ni menos que su supervivencia. Nos referimos a un cambio de conciencia en el ser humano, tanto en el hombre como en la mujer.

Publicado por Jesús Gómez (Keshavananda) en la revista "Espacio Humano", Octubre-2004
http://www.tantranuevatierra.com/articles/poderfemenino.asp

1 comentario:

  1. Amigos el Yin y el YAN son dos fuerzas que se tranforman , una se convierte en la otra, y son una y la misma cosa a la ves, el desiquilibrio es la ignorancia, y ella tiene como toda cosa dos polos,ahora la idea espresada es incorrecta la danza deve permitir la evolucion,y no sera siempre "juguetona" esa es la ilucion del ego que esta construido dualmente,y quiere que sea asi, porque mas haya de la dualidad ve la nada y teme morir..esto tema merecen respeto(volver a mirar)la reflexion serena y una actitud de aprndizaje, je je o no, todos pisamos nuestro camino, abrazo

    ResponderEliminar